902 87 64 18
Agencia de Publicidad en Murcia. Diseño web, Marketing Online, Diseño Gráfico

Por

Las hormonas de la felicidad

Seguro que has escuchado en algún momento esta palabra: b-endorfinas. Es más, seguro que conoces perfectamente cuál es su efecto en nuestro organismo.
Pues sí, se encargan de aportarnos sensación de placer.  Por tanto, si están en cantidad suficiente en nuestra sangre, sentimos una sensación muy agradable, de plenitud, de felicidad, que se acompaña fácilmente de una sonrisa en nuestro rostro.
¿Pero qué ocurre si lo que pasa en mi sangre es que no están en cantidad suficiente? Pues que como la sensación que siento en ese caso es de tristeza, depresión, etc, trato de compensarla con otros mecanismos que me alejen de ese sentimiento tan desagradable y que me acerquen más al placer. Por ejemplo: comer.
El problema es que si recurro a este mecanismo de compensación de forma habitual, voy a terminar con total seguridad con un problema de peso que no va a hacer más que agravar mi situación de tristeza y desesperación.
Así que te proponemos otros mecanismos de compensación que te van a ayudar no sólo a sentirte más feliz, pues activan la secreción natural de b-endorfinas, si no a controlar tu peso de por vida mucho mejor, ya que no consisten en aportar calorías a tu organismo.
Estos son:
-Practicar ejercicio físico de forma regular. No importa el tipo, lo importante es que te muevas, que provoques cambios de ritmo en tu organismo y que esté adaptado a tus posibilidades.
-Tomar el sol (si es  verano, utiliza fotoprotectores). No hace falta que estés tumbado en la playa, es suficiente con que te alcancen los rayos solares.
-Música que te guste. En general cualquier música puede favorecer la producción de estas hormonas mágicas, pero si además es tu canción favorita, el efecto será mucho más notable. Trata de acompañarte de música siempre y cuando la situación lo permita (conduciendo, paseando, haciendo tareas del hogar…)
-Baile. Ni siquiera hace falta que te guste, ni que se te de bien. Sólo por el hecho de bailar, ayudarás a que las beta-endorfinas comiencen a actuar.
-Sonreír: Con el simple acto de tirar con tus labios de oreja a oreja, vas a dar inicio a la cascada de efectos positivos en tu organismo. Trata de mantener tu sonrisa durante la mayor parte del día. Independientemente de que  sea natural o forzada, dichos efectos tan maravillosos van a dar resultado. Además no sólo se producen hormonas de placer, si no también sustancias antiinflamatorias.
-Actividad de ocio que te guste: Si dedicas tu tiempo a realizar algo que te guste, te va a dar placer (manualidades, pintura, sudokus, lectura…) Es un modo alternativo de encontrar alivio y no dar lugar a que se instaure en ti el sinsabor y la tristeza.
Se trata de una cuestión de conductas, pues el acto de comer no deja de ser una acción que se lleva a cabo tras un sentimiento desagradable con tal de hacerlo desparecer. Ahora sólo tienes que ser consciente de ello y cambiar tu acción tras ese sentimiento desagradable. Te sentirás doblemente feliz: por haber superado tu tristeza puntual y por haber ganado la batalla a tu peso de forma crónica.

Ana Benedicto
Responsable Centro Garaulet Castellón 

 

Por

El secreto de tu éxito

A continuación vamos a desvelarte cuál es la clave para tu éxito. El ingrediente indispensable para tu triunfo, no es otro más que “la motivación”.Concretamente la motivación intrínseca, pues de motivación existen dos tipos: la extrínseca y la intrínseca.
Cuando alguien trata de convencerte para algo, por más buenos que sean sus motivos, no va a conseguir que saques la fuerza suficiente para realizar un cambio, al menos un cambio permanente. Esto se debe a que la motivación que está interviniendo es la extrínseca. Una motivación  ajena a ti. Leer más

© garaulet.com - Adelgaza aprendiendo a comer.
Política de Privacidad - Política de Cookies