968 22 19 90
Agencia de Publicidad en Murcia. Diseño web, Marketing Online, Diseño Gráfico

By

Curiosidades sobre el chocolate

(Fuente: Fábrica de chocolate “La Abuela Illi” en Pampaneira) El consumo de cacao data de hace unos 3500 años. Durante los 3000 primeros años fue consumido de forma líquida, siendo a partir de 1802 cuando se empieza a consumir de forma sólida en forma de tabletas. • Los Olmecas (2000 AC.) fueron los primeros en consumir el cacao, al que llamaban “Kakawa”. • Más adelante los Mayas lo usaron como bebida para las clases altas con el nombre de “Chachau haa”, que significa “agua caliente amarga” y se elabora con cacao molido, maíz, semillas de zapote, especias y agua. • Los Aztecas lo tomaban igual pero en frío. Estos le llegaron a dar más valor al cacao que al oro en sus transacciones comerciales, por lo que se convirtió en su moneda corriente. Para los Aztecas, Quetzalcoatel era Dios del cacao entre otras , y se decía que descendía desde los cielos para transmitir sabiduría a los seres humanos y les trajo un regalo: El Cacao. Los otros dioses se enfadaron con él por regalar el alimento divino y lo expulsaron, pero él prometió volver por el Este. Justo por aquí entró Hernán Cortés, a quien los Aztecas lo confundieron con el dios exiliado, por lo que al llegar fue recibido con todos los honores y le ofrecieron una bebida llamada “Xocoatl”, que posteriormente describiría como: “una bebida oscura y espumosa de sabor repugnante y amargo…”. Pero posteriormente llegó a escribir en una carta al Rey de España Carlos I de este alimento: “Esta poción es tenida como la cosa más sana pues quien gusta un copón de ella, es capaz de peregrinar toda una jornada…”. Desde ese momento fueron muchos los intentos de introducirlo como alimento para las tropas con el fin de fortalecer a los soldados y subirles la moral. • Cristobal Colón zarpó en 1502 para su cuarto viaje con 4 carabelas y 150 hombres y tocó tierra en la isla de Guanaja, cerca de Honduras, donde vieron una canoa Maya que transportaba una gran cantidad de granos de cacao, que Colón ignoraba lo que era. Posteriormente el hijo de Colón escribió: “han de tener gran valor estos granos ya que noté que al golpear nuestro barco al de ellos y caer algunos de esos granos, se inclinaban a recogerlos como si se tratara de un ojo que se les hubiera caído…”. Colón nunca supo que aquellas extrañas “Almendras” se usaban como moneda y para preparar la bebida más importante del Nuevo Mundo. Incluso llevo un poco a los reyes de España, los cuales repudiaron por su aspecto sucio y su sabor amargo. • Hernán Cortés descubrió que las “Almendras” podían usarse para pagar sueldos a los cargadores, diciendo además que no daban lugar a la avaricia porque no se podían guardar largo tiempo, por lo que se estableció una tabla salarial en la que el salario diario para un cargador era de 100 gramos de cacao. Seguidamente empezaron a aparecer tablas de precios de productos básicos en gramos de cacao, como por ejemplo el precio de un pavo, que era de 200 gramos de cacao, o el de una liebre que eran 100 gramos de cacao y el de un aguacate que eran 3 gramos de cacao. • El siguiente paso fue la aparición de “El Fraude” protagonizado por individuos Aztecas astutos que cogían semillas de aguacate que troceaban y blanqueaban con barro y ceniza, rodeándolas después de cascara de cacao, con lo que conseguían una “falsa moneda”. • Se distinguían dos variedades de cacao útiles para consumo: “Criollo” y “Forastero”. El “Criollo” es el de mayor calidad y se cultivaba en Centroamérica e Indonesia, pero la planta da pocos frutos y muere con facilidad. El “Forastero” se cultivaba en Brasil y África, el cual siendo de menor calidad tiene la ventaja de ser una planta muy resistente y que da una gran cantidad de fruto. El 80% de la producción mundial actual de chocolate utiliza esta última variedad. • Para entrar en Europa el chocolate tuvo que superar varias barreras, ya que los españoles no valoraron su sabor y pasó mucho tiempo hasta que se adaptó al gusto europeo. Se consiguió sustituyendo en su composición el chile y la pimienta por canela, anís y azúcar de caña. Para los españoles era una medicina y con esa premisa viajó de corte en corte adquiriendo la fama de bebida curativa que alimentaba y aportaba sabor y un fuerte estímulo tras su consumo. Desde 1500 hasta 100 años después permaneció el chocolate exclusivamente en España, hasta que Ana de Austria (hija de Felipe III) se casó con Luis XIII de Francia y se introdujo en la corte francesa, a partir de cuyo momento se comenzó a disipar rápidamente por toda Europa adoptando distintas texturas y formas de consumirlo. • En 1828 llegó la gran Revolución cuando Coenraad Van Houten inventó una prensa hidráulica que retiraba una gran cantidad de manteca de cacao y dejaba una torta que se podía pulverizar con gran facilidad, añadiendo posteriormente carbonato de potasio y sodio que aumentaban su solubilidad en agua caliente. Así en 1828 la antigua bebida espesa y espumosa de origen maya fue sustituida por “Cocoa” que se comercializó por todo el mundo por grandes marcas como “Nesquik o Colacao”. • En 1847 la empresa inglesa Fry & Sons mezcló azúcar con manteca de cacao derretida y polvo de cacao. Esto dio lugar a una pasta delgada que podía colocarse en moldes y solidificarse. Este fue el primer chocolate para comer en el mundo. • Los suizos evolucionaron estas tabletas de la mano de Henry Nestlé, químico que ideó un proceso para evaporar leche y fabricar leche en polvo que el industrial Daniel Peter usó para fabricar la primera tableta de chocolate con leche de la historia en 1879. Posteriormente el también suizo Rudolph Lindt inventó una máquina de rodillos de granito para prensar esa mezcla y conseguir una textura mucho más fina y un sabor más suave. • En 1870 el ejército suizo encargó a Philippe Suchard que fabricase chocolate para alimentar y estimular a sus soldados, pero estos lo repudiaron por no estar acostumbrados a su sabor, ya que sólo lo comían con asiduidad miembros de la alta sociedad, sobre todo mujeres para su propio deleite. • En 1936 los americanos, inspirados por los ingleses que ya tenían chocolate en el ejército, encargan a Milton Hersey, un fabricante de dulces, la fabricación de una “Ration D Bar” con el propósito de dar moral a los soldados y aportar valor calórico ocupando poco espacio.

Alberto Esteban Tardido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© garaulet.com - Adelgaza aprendiendo a comer.
Política de Privacidad - Política de Cookies